¿Cómo hacer Slime sin Bórax?

Si hay algo que a los más pequeños de la casa les encanta, es hacer Slime con sus propias manos. Está demostrado que con esta masa viscosa se pueden pasar momentos agradables entre padres e hijos y cientos de horas de diversión sin parar.

Si tu objetivo es que esta receta de Slime sin bórax la prepare tu hijo, bajo tu supervisión, es importante tener en cuenta que se ha de evitar la utilización del borato de sodio.

Mediante varios ingredientes fáciles de encontrar como el pegamento que utilizan en clase o líquido para lentillas puedes crear tu propio Slime o Blandiblú.

Receta de Slime sin bórax

Receta de lime sin bórax

Los ingredientes que necesitas son:

  • Pegamento escolar
  • Líquido para lentillas
  • Bicarbonato de sodio

La receta es:

  • 115 gramos de pegamento escolar
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 o 3 cucharadas de líquido para lentillas
  • Recipiente de plástico
  • Cuchara para mezclar
  • Recipiente hermético donde puedas guardarlo

Dependiendo de cómo quieras tu Slime (más suave, con más brillo, distintos tipos de colores, etc.) puedes añadir otros ingredientes:

  • Suave: Añadir un poco de aceite para bebés.
  • Esponjoso: Añadir espuma de afeitar.
  • Colorido: Dependiendo del color que quieras darle, puedes añadir colorante alimenticio en pequeñas cantidades hasta obtener el resultado deseado.
  • Brillo: Añadir purpurina.

Paso 1

Introduce el pegamento en el recipiente, añádele el colorante alimenticio y remuévelo para integrar todos los ingredientes. En caso de que vayas a darle brillo, es el momento de agregar la purpurina.

Vuelve a remover hasta que todo esté bien casado. Lo más normal es que esta mezcla no sea homogénea, pero no tienes por qué preocuparte, eso lo conseguirás más adelante.

Paso 2

En el mismo recipiente donde tienes la mezcla, añade el bicarbonato de sodio. Esto le dará suavidad al Slime. No olvides de removerlo hasta que todo se integre perfectamente.

Mira también 👉🏻   ¿Cómo hacer slime sin cola?

Paso 3

Es el turno de añadir el líquido para lentillas. Agrega las 2 cucharadas que habías reservado y mézclalo lentamente, que le dé tiempo a integrarse. Deberías poder comprobar como poco a poco la masa se empieza a endurecer.

Si quieres un Slime más esponjoso, es ahora cuando tienes que añadir espuma de afeitar poco a poco, hasta lograr la consistencia deseada.

Paso 4

Empieza a darle un suave masaje con ambas manos mientras lo sigues mezclando hasta que obtengas una bola de Slime (no debería llevarte más de 5 minutos).

¡Ya tienes todo listo para empezar a jugar!

Consejo: Cuando acabes de jugar, no olvides guardarlo en el recipiente hermético que habías apartado y mantenerlo a temperatura ambiente.

Recomendaciones a tener en cuenta

  • Se puede dar el caso de que ningún miembro de la familia necesite líquido para lentillas. En este caso basta con comprar un recipiente pequeño. Así tendrás de sobra para experimentar y probar distintos tipos de Slime.
  • Es importante que, si vas a hacer un Slime con Brillo, estés pendiente de tu pequeño para que no lo ingiera.
  • Si vas a hacer la receta en una mesa, es aconsejable que la cubras antes para facilitar su limpieza.
  • Lávate las manos cuando termines la receta y siempre que acabes de jugar con el Slime.

¡Que os divirtáis!