Cómo hacer slime casero

El Slime o blandiblú está de moda, todo el mundo quiere probarlo. Y es que es un producto económico que nos hará pasar grandes momentos.

Puedes comprarlo ya hecho y listo para usar; hay muchas variedades y marcas. Te animamos a que navegues por esta web y descubras tu slime favorito.

Otra alternativa es hacerlo tú mismo. Es muy sencillo y cualquiera puede hacerlo en casa con unos pocos ingredientes. En este artículo vamos a enseñarte cómo hacer Slime de muchas formas y texturas.

Recetas de Slime

A continuación te mostraremos las mejores recetas de slime casero con el que disfrutará preparándolo toda la famila, desde los adultos hasta los más pequeños de la casa. ¡La diversión está asegurada!

Encontrarás todo tipo de recetas explicadas paso a paso para crear tu propio slime,desde slimes pegajosos… ¡hasta comestibles!

Iremos actualizando constantemente este artículo con nuevas tutoriales de recetas. Y ahora… ¡venga, manos a la masa!

Ingredientes necesarios

Cada receta de slime tiene sus propios ingredientes según el tipo de slime a preparar: con bórax, sin bórax, pegajoso, viscoso, suave, etc. A continuación te mostramos los ingredientes más comunes e importantes que están presentes en la mayoría de las recetas:

  • Colorante: es el elemento clave que le dará vida a nuestro slime. En las recetas utilizaremos colorante vegetal para darle el color deseado a nuestro moco viscoso. Podéis usar otros tipos de colorantes pero nosotros recomendamos el vegetal ya que no es tóxico y no supone ningún riesgo si resulta ingerido.
  • Cola o pegamento: ayuda a unir los diferentes ingredientes y aporta la textura y consistencia necesaria.
  • Bicarbonato de sodio: lo utilizaremos para hacer slime sin bórax. Con el bicarbonato el slime adquiere una consistencia muy parecida a si utilizásemos bórax.
  • Harina de maíz o maicena: aporta textura y consistencia al slime.
  • Agua: es la contraparte utilizada en las recetas con harina que permite que el slime quede espeso o aguado, según deseemos.

Algunos consejos útiles

  • Almacena el slime en un recipiente cerrado cuando no estás utilizándolo. Mejor si el recipiente es hermético.
  • Guarda el slime en la nevera para prolongar más su vida.
  • Cubre la superficie donde vayas a hacer el slime con un plástico antes de empezar.
  • Atrévete a experimentar con las proporciones indicadas en las recetas. Descubrirás nuevas texturas y sensaciones.
  • La cola escolar es ideal para hacer slime. Funciona mucho mejor que la lavable.
  • No todas las marcas de líquidos de lentillas, colas y pegamentos sirven para preparar slime. Aconsejamos que utilices las que indicamos en las recetas ya que su eficacia está probada.